Estás en: Noticias / La Rectora abre el Curso Académico 2017-2018 de la UEMC, marcado por el mayor crecimiento de su historia en titulaciones y alumnos

La Rectora abre el Curso Académico 2017-2018 de la UEMC, marcado por el mayor crecimiento de su historia en titulaciones y alumnos

La Universidad afronta en su 15º aniversario el mayor crecimiento de su historia con una oferta de 17 grados, 10 dobles grados, 2 grados internacionales y 8 másteres y una matrícula de nuevo ingreso en torno a los 1.000 alumnos
La Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC) de Valladolid afronta el nuevo Curso Académico 2017-2018 con un destacado crecimiento en la matrícula de nuevo ingreso. Serán en torno a 1.000 nuevos estudiantes los que comenzarán sus estudios en una Universidad que celebra, además, su 15º Aniversario con la mayor oferta académica de su historia: 17 Grados, 10 Dobles Grados, 2 Grados Internacionales y 8 Máster.

En los últimos 3 años el actual equipo rectoral ha impulsado el mayor crecimiento de la Institución en estos quince años. 19 nuevos títulos resultantes del Pacto regional de Titulaciones firmado en 2016, que se irán implantando progresivamente: 5 nuevos Grados que ya se ofertan y 5 de los 14 Másteres solicitados.

La apuesta por una conexión permanente con el mundo empresarial a través de nuevos Planes Estratégicos como el ‘Proyecto Tándem 2018’, el refuerzo de las estrategias que permitan incrementar el actual índice de empleabilidad de los estudiantes de la UEMC, cercano al 85% en puestos de trabajo altamente cualificados, y un estilo formativo propio marcado por la innovación educativa y la especialización serán alguna de las líneas de trabajo protagonistas del nuevo Curso Académico que ha quedado inaugurado esta mañana.

La Rectora de la UEMC, Imelda Rodríguez Escanciano, ha destacado en su discurso de apertura que es tiempo de “optimismo”, el cual no surge improvisadamente, sino que se crea “a través de la Educación, de la riqueza que supone contar con las generaciones mejor preparadas, las que tienen la responsabilidad de construir el mundo”.

Por este motivo, “y ahora más que nunca”, la Universidad tiene un “papel crucial” porque en sus manos está la formación “de esas mujeres y hombres que idearán el progreso social, ese que no debe detenerse nunca”. “Si las instituciones formativas no tenemos claro este extremo, el de generar fortuna social, estaremos perdiendo el tiempo estrepitosamente”, ha destacado la Rectora.

Para Imelda Rodríguez Escanciano la Universidad tiene “una responsabilidad definitiva”, la de adelantarse al futuro, la de garantizar “el aprendizaje contemporáneo”, un nuevo aprendizaje que coloca en su base a todos los valores que se asientan sobre el pensamiento cívico para, en esa dirección, “formar a los líderes encargados de destapar el progreso, nuestro progreso”. En este sentido ha recordado que la Educación debe consolidarse “como uno de los principales activadores de nuestro crecimiento económico y de nuestra estabilidad social”.

“Necesitamos más y mejor educación en todos los niveles educativos… Más y mejor formación del profesorado… más y mejor cultura lingüística, digital… más y mejores incentivos para despertar la mentalidad emprendedora en nuestros estudiantes”, ha señalado la Rectora. Porque el emprendimiento “activa la energía social y solo desde esta posición seremos capaces de construir una educación poderosa que haga girar el mundo”, afirmó Rodríguez Escanciano.

Máxima sincronización con el mercado laboral

Para ello es necesario una “persistente coordinación” del sistema universitario con el ámbito empresarial para formar a los “profesionales necesarios” y “poder abrir así a nuestros estudiantes caminos repletos de oportunidades”, aseguró. Para ello, el sistema educativo debe estar “completamente sincronizado con el mercado laboral, en una base de colaboración”, ha destacado la Rectora.

Imelda Rodríguez Escanciano ha señalado que las empresas “no pueden hartarse de esperar que los sistemas educativos cambien”, motivo por el cual en la UEMC “miramos a la empresa, constantemente, para calibrar nuestro modelo educativo”.

El estilo formativo de la UEMC no solo conoce los itinerarios hacia la empleabilidad actual, sino hacia “la empleabilidad del futuro”, un nuevo escenario “donde se exigirá a nuestros estudiantes que aprendan más rápido y que sean capaces de volcar en su profesión las competencias aprendidas con mayor precisión”.

La universidad debe propiciar que los jóvenes estén capacitados “para desarrollar esos empleos del mañana, puestos de trabajo que hoy se intuyen, pero que no existen”. Y que sabrán gestionar adecuadamente “si han recibido una formación que estimule sus capacidades a nivel laboral combinadas con un manejo estratégico de distintas destrezas a nivel emocional”, aseguró.

“En la UEMC estamos en esta nueva ruta formativa, trabajando cada día no sólo para formar a los mejores profesionales, sino a los especialistas que reclama el mañana”, ha destacado la Rectora. “Esto permite y permitirá a nuestros titulados integrarse en sus profesiones con agilidad, acierto y estabilidad”, afirmó.

Hacia la empleabilidad total

Imelda Rodríguez Escanciano ha asegurado que la tasa de empleabilidad del Curso 2016-2017 se sitúa en un 85%, “aunque cabe destacar que en más del 75% de nuestras titulaciones hemos alcanzado ya un 100% de inserción laboral”, matizando que se trata de empleos “altamente cualificados”.

“Pero vamos a más: vamos hacia la empleabilidad total”, continúo. Algo que supone “no solo concebir a esta Universidad como una puerta hacia el empleo, sino también como una plataforma hacia el conocimiento”, aseguró. No se trata solo de que sepan mucho “sino de sepan aprender, desarrollando su capacidad interpretativa y crítica”. “El aprendizaje contemporáneo pasa por estas nuevas dinámicas formativas que son, además, un sello de la identidad educativa UEMC”, resaltó la Rectora.

Rodríguez Escanciano ha continuado su intervención afirmando que la oferta formativa de la UEMC no ha perdido, “ni perderá”, de vista la tendencia actual de las empresas que demandan profesionales “con conocimientos poliédricos, conocimientos completos… y estos conocimientos son la base de nuestro trabajo formativo … una dedicación que persigue que cada uno de ellos alcance su mejor versión como profesional y como persona”.

Esto pasa por “personalizar la educación según las necesidades de cada estudiante”, ha asegurado la Rectora. Para ella, “el profesional válido debe tener una mentalidad universal, ser capaz de generar ideas útiles para cada situación, proponer soluciones, evaluar su eficacia y ser capaz de comunicar su valor”. “Estos rasgos definen el llamado pensamiento creativo, que se inspira desde nuestras aulas, con gran convencimiento y proyección, sobre cada estudiante”, afirmó.

“Nuestro estilo formativo se centra en la forma en que aprende cada alumno, porque no todos desarrollan su talento de la misma forma ni al mismo ritmo… pero lo que sí es imprescindible es activar en todos ellos la inteligencia del éxito”, ha recordado la Rectora. “Porque aquí, en la Universidad Europea Miguel de Cervantes, sucede el éxito”, destacó.

Aceleradores educativos

Rodríguez Escanciano ha asegurado que en la UEMC “crecen los jóvenes que harán historia”. Para conseguir estos “resultados excepcionales” hay que tomar “medidas excepcionales, con estrategias precisas y grandes recursos”. En este sentido, la Rectora ha anunciado que en este Curso Académico 2017-2018 la UEMC va a articular “3 grandes aceleradores educativos para un mayor éxito académico y profesional de todos nuestros estudiantes: el ‘Proyecto Tándem 2018’, la internacionalización y el estímulo del rendimiento de los alumnos brillantes y de los que presentan necesidades educativas especiales”. 

Entre los aceleradores destaca el ‘Proyecto Tándem 2018’, que supone “una aún mayor conexión con la empresa”, aprovechando las sinergias entre Universidad y tejido empresarial con el objetivo de “hacer todavía más competitivo el perfil profesional de los estudiantes de la UEMC”, impulsado a través del Plan de Carrera Profesional que se desarrolla a través del Centro de Empleo desde el primer curso”.

La Rectora ha anunciado también la puesta en marcha de un programa de Formación Complementaria basado en la cultura humanística. Se trata, según la Rectora, de una “tendencia formativa de éxito que cotiza al alza en las grandes empresas” y que permite formar en los valores que demanda el mundo empresarial, como la tolerancia, la gestión de la frustración o la empatía resolutiva… “valores impulsados por los conocimientos humanísticos”.

Imelda Rodríguez Escanciano ha señalado también como el Curso recién inaugurado supondrá un impulso aún mayor en la internacionalización de las titulaciones de la UEMC y del desarrollo formativo de sus estudiantes, ya que hay que “aumentar el perfil internacional de nuestros jóvenes, porque esto aumentará su empleabilidad”.

Además, se continuará apostando por la cultura del talento, la cultura del emprendimiento, la cultura de la igualdad, la acción social…, en definitiva, “cultura UEMC”, destacó la Rectora.

La intervención de la Rectora ha continuado con un agradecimiento a los estudiantes y a sus familias por elegir a la UEMC. “Vuestra elección nos impulsa y reaviva nuestro compromiso cada día… porque crecemos para vosotros… para acompañaros hacia vuestros sueños”, señaló.

Para Imelda Rodriguez Escanciano es tiempo de “reinventar la Educación, de agitarla para renovar sus posibilidades, de vibrar con la educación”. Porque la formación universitaria no sólo debe existir, sino que “debe funcionar”. “Y funcionará, precisamente, desde la cercanía a la realidad”, aseguró.  Por este motivo “educar el talento emprendedor seguirá siendo nuestra brújula para promover el crecimiento económico y la riqueza social”, destacó.

“Es tiempo de optimismo, es tiempo de renovación, es tiempo de creer, es tiempo de saltar al otro lado del miedo, es tiempo para una Educación transformadora”, concluyó la Rectora de la Universidad Europea Miguel de Cervantes.

Memoria Académica

El Acto de Apertura comenzó con la lectura de la memoria del curso 2016-2017 a cargo del Secretario General de la UEMC, José Antonio Otero Parra. La lección inaugural corrió a cargo del Director del Departamento de Ciencias de la Salud de la UEMC, el doctor Alejandro Santos Lozano, que llevó por título “"Nacidos para movernos: la actividad física, la ‘polipíldora’ del siglo XXI”, en la que analizó el ejercicio físico como una herramienta útil destinada a la prevención y al tratamiento complementario en la mayor parte de las enfermedades crónicas, sin prácticamente efectos secundarios.

Amplia representación institucional

Al acto ha asistido la Directora General de Universidades e Investigación de la Junta de Castilla y León, Pilar Garcés García, así como representantes de las Universidades de Valladolid, de León, de Burgos y de la IE University. A su vez, se ha contado con la presencia del Presidente del Consejo de Administración de la Universidad, Eliecer Villar de la Fuente, así como de miembros del Consejo, del Subdelegado de Gobierno en Valladolid, Luis Antonio Gómez Iglesias, del Obispo Auxiliar de la Diócesis de Valladolid, Monseñor Luis Argüello, de la Concejala de Educación, Infancia e Igualdad del Ayuntamiento de Valladolid, María Victoria Soto Olmedo, y del Vicepresidente de la Diputación Provincial de Valladolid, Víctor Alonso Monge, entre otros.

También han asistido representantes de los Colegios Profesionales, de entidades financieras, empresas, clubes deportivos, asociaciones, medios de comunicación y otras autoridades militares, policiales y políticas.